Ir al contenido principal

Entradas

Mostrando entradas de abril, 2012

"Soledad alimentada de crisis"

La soledad se alimenta de los costados del invierno. Y la urbe fagocita las almas descarriadas consumidas de pensamientos vacíos. Crece el esperma del gesto solitario y los óvulos perecen desprevenidos en un canto de abandono.
Cuerpos de expresión mutilada perecen de vida anunciando el fin de una era.
Con un canto de nostalgia y con la voz áspera de un elixir enganchado a sus cuerdas vocales. Las notas de un blues mezcolanza irresistible de extrañeza, desencanto y austera esperanza recortada por el recorte del pensamiento. Y con el postrero canto agorero de un desembarco capital que estime y a la vez estimule la ruina de los fornicadores del ocaso.

Mientras, el deseo destemplado arrasa las pupilas en un holocausto sin forma, formateando las conciencias del ser humano.

En secreta causa los líderes se reúnen con las altas esferas financieras. Todos están preocupados. No encuentran formulas verdaderamente rápidas para extraer los escasos capitales que van quedando. Y ese es su dolor…

OSCURA SOMBRA

La noche se alarga y coge mi mano, brindándo su daga oscura y sombría.

Es tentáculo amargo que cohabita en mi cabeza con las penas, de tamaño gesto que la pueblan.

La oscura noche, brilla sonrisa fresca con la luna trementina en su descanso que tilila.
Javi Jerry Lee. 2010

"Si sólo con tu risa"

Si sólo con tu risa,
carcajada de agua y sal,
desplegases mi sorpresa
mi figura trasnocharía
el verbo de esencia bella.


Si con el latido comprendido
en las ilusiones de tu nombre,
despertarías el más noble instinto
que se pronunció sobre mi pronombre.


Y es así, con el condicionado
momento que vivimos en el tiempo,
el germen que fijaré con acompasado
pretérito en un solo gesto.

Javi Jerry Lee ©2009

"La mecedora"

Era flor de primavera. Era el pensamiento más hermoso. Y eso que no creo en la certeza de la verdad absoluta. Conservaba la cadencia del poema en su cuerpo y con su ritmo de tierna guayaba embelesaba a los hombres.

En algún rincón obscuro de su pasado demoledor guardaba el secreto de un suceso. Quebrada era la forma de reconocerse en el espejo inverso. Cayo como manzana arrojada en la sima del pecado. Y el ritmo se volvió contra ella con el efecto de un bumerán.

Y los acólitos de sus devaneos la vieron perecer de la ansiedad más absurda. Y el reflejo de su mirada soslayo la pena. Bebiendo de la cicuta de la autodestrucción. Se dejo arrastrar por un impulso más fuerte que el que transmitía la luna en lo alto de su azotea.

Pasaron años hasta comprender su infortunio. Ella que, poderosa, había sido la más deseada de los mortales de su barrio. Ella, diosa de carmín escurridizo. Perdición de los ilusos. Tantos derroches a su alrededor. De nada sirvieron porque no aprendió. Y lo peor es …

"Mi particular visión. Capítulo 3. Origen rural".

Mientras recorría la populosa avenida buscando un trabajo para sofocar los gastos y decidía su futuro pudo contemplar en el escaparate su reciente pasado.
Se reflejo la mirada en la litografía de un caballo de robustas patas tirando de un arado.
Igual a su estancia en la casa de su abuelo paterno. Aquel hombre de tupida barba blanca con la sonrisa de los ecos del Yukatan y con la mirada fija en sus tercos pensamientos. De labor curtida y de campo arado su cuerpo. Sustento del sudor de su frente y poco mas. Criaron él y su mujer a tres retoños pero lo justo para darles un porvenir y que fueran emigrando a cualquier ciudad, pequeña o grande que, les diera un destino que les implicara y llenara sus minutos.
Así era como su familia emigro del ambiente rural a la urbe.
Entro en un café para colmar sus pensamientos de azúcar y sabor tostado. Se sentó y dispuso sus manos a abrazar la hoja de noticias del estado. Mientras una extraña serenata se aposento en su mente y recordó.
Con el sust…

"Quebrar"

Quebrar con la razón disuelta la sinrazón del hombre,
 la caída del polvo del reloj de arena auspicia una verdad incorrupta:
el final de las condenas hechas por amor.
La cara lavada y la sonrisa ondeando al viento del Dios Universo.
Javi Jerry Lee. 2003


"Mi particular visión. Rock and roll. Capítulo 2" "La lista".

Pero aquella tarde, tuvo un impulso, quiso realizar un experimento. Quería comprobar que no se había equivocado. Sabia que, sus gustos musicales eran si no mejores que los de sus padres, si eran abismalmente diferentes. Quería saber. Para ello debía experimentar. Bajo al espacioso salón y del mueble de la gramola extrajo las bandejas portadoras. Allí comprobó claramente la docencia de los gustos. El enfoque y talante mas conservador referido a las generaciones paternas. Allí en un crisol más tranquilo podían recogerse las orquestas como la de Mantovani y anteriormente, las de Glenn Miller. Otro apartado era recogido por las bandas sonoras de autores como Henri Manccini. Un lugar importante era el ocupado por los crooners. La pasión edulcorada que toda futurible suegra quisiera tener para sus hijas. Aunque alguno de ellos fueran gente como los taimados y juerguistas componentes del Rat pat: Samy Davids Jr., Deán Martin y como no, el más Capone de todos ellos, Frank Sinatra. Pensó …