Ir al contenido principal

Entradas

Mostrando entradas de agosto, 2014

"Musa"

"Musa"
Devolverle la esencia a la vida con la sensación mágica de la experiencia. Maravillarse de la belleza en pronta causa de tu presencia y con sílaba afirmativa reafirmar la extensión hermosa de tu cuerpo. Contemplar el milagro de la naturaleza contornear y cimbrar la esencia de tu piel y los labios que te pueblan. Sentir la juventud en el desorden de una pasión y ver la sonrisa de tu boca copular la expresión de tu rostro. Volátil presencia del sueño etéreo asentado sobre tu nombre en requiebro de ilusión y vida. 
Así pues musa de nombre mujer satisfacer las cuitas del deseo con forma de pronombre y femenina observación. Ampulosa visión del ángulo curvo en voz de musa. Ego satisfecho en la presencia de tu presencia en tiempo presente. No solo te presiento sino que obtengo el verso del poema en la voz que te nombra en la ausencia del renglón impuesto y si, en la creatividad de la forma de tu linde perfilado en la conjunción deseada con forma de símil y elemento comparativo…

"Democracia llamada"

Escrito publicado el cinco de junio en mi columna del periódico digital La Opinión de Trujillo. 

Con su pelo cardado y la chupa de cuero, anclado el rímel en épocas pretéritas de glam el ruido de fondo volvió a distraerla. Su abstracción pereció con los gritos de la realidad carente de ensoñación. Quién tuvo retuvo y sus pechos, carne de pecado pluscuamperfecto, fue la perdición de los opulentos patrios. Ella que fue dama y señora de la alta alcurnia en las noches madrileñas. Algarabía y liturgia en los mentideros de palacio y el foro por montera, era rendido por las largas piernas y sus besos sabios. Ella que siempre sirvió al Derecho, en tiempos de transición, quiso acoger al necesitado, como buena samaritana, a cambio de detalle pecuniario sin importancia o los contactos de poder que la hicieran dueña de los amores de alcoba de los devotos de la patria y sus sillones en la Cámara Baja. La noticia le fulminó de su idea en el Páramo. Hacía años que no frecuentaba su compañía y quizás sí…

"En el filo de la luna"

Probable próximo artículo para el periódico digital La Opinión de Trujillo pero en espera de modificaciones. Agosto.

Volvió para instalarse de nuevo en el ordenador. Las teclas le recibieron complacidas. Arqueó una ceja como el arquero presto en la batalla y se sumergió en la cotidianidad de la labor.  
Atrás quedaron los sueños por hacer  pero la carga de la ilusión seguía intacta y ese era motivo suficiente para avanzar. La ciudad rigurosa estaba medio vacía, suficiente impulso para aguantarla. Ya que muchas veces, en otra época del año era como una señorita mal criada con signos de grandeza y caprichos de alta cuna. Con la soberbia de las urbes pobladas, de mayor muchedumbre de la que sería aconsejable, y olvidada la calma por unas manecillas de reloj aceleradas. 
Recordó los tiempos en los que los minutos eran suyos y estaban a su disposición. Esa era la verdadera libertad. Sonreía para sí al disfrute del recuerdo. Tal y como se vinculaba la modernidad con ciertos valores perdidos…