Ir al contenido principal

Entradas

Mostrando entradas de septiembre, 2014

Mónica y Mafalda.

Un simple recuerdo de belleza y poema. Mezcla de arte y pasión, de redoble de admiración y exquisita dominación a través de la carne o el dibujo. Cómic a ras de suelo y belleza de altos vuelos. 
Cumplió ayer cincuenta años la infante Mafalda del gran Quino, filosofía real de ironía trazada con el lápiz de la visión de una eterna niña. Certera y directa, ingenua e inteligente en su fraseo de certezas a pie de calle.  En la búsqueda continúa del hombre de bien que se interroga en el universo por el que se pierde a cada encuentro cierto de duda. Quino con mirada de niña solventando con ironía las claves cotidianas. 

Pero no sólo de risa vive el hombre, el paso de la crisálida a la mariposa del cine europeo cumple también cincuenta años. Pasamos del trazo negro del carbón al trazo carnal de su cuerpo y su pecado. Recordamos a una mujer que reúne todo en ella. La musa de las musas. Mónica Belucci cumple años y despierta pasiones. Poesía, música y cine pueden inspirarse en ella. Mujer de tra…

Felicidades killer de nuevo.

Otro año más la cara salvaje del rock volvió a cumplir años. 

De escándalo en escándalo surgió la tempestad. Otro cachorro de la Sun Récords en la boca del puritanismo yanqui.  Influenciado por el desenfreno de los tugurios de los barrios negros. Puso su desenfreno al servicio de la originalidad instrumental. Con un piano a cuestas quebró la moral y asesino cualquier rasgo burgués que asomase por el camino de sus notas. Tal como hoy del año 35 nacía Jerry Lee Lewis forjando una personalidad arrolladora y miles de anécdotas exageradas, creando un mito en vida. Un mito viviente de la génesis y del origen del legado hedonista y salvaje, libertario y desenfrenado, retador e inocente. 

Su flequillo a lo loco y su vitalidad desbordante fue eclipsada por diversos ajustes legales y escándalos que le enmudecieron durante algún tiempo. Pero siempre presente a través de los seguidores del Rockabilly. A partir de un biopic sobre su persona, el gran Jerry volvió a subirse al carro de la fama y a es…

"Acoso"

Artículo publicado el 10 de julio en el periódico digital La Opinión de Trujillo.



Barrunto su estado y hecho a llorar. Las cuitas de sus seres queridos no fueron suficientes para dar el valor necesario.

Su ego había quedado sostenido en el filo del abismo. Los brotes originados por el infortunio lamentaban la presencia de los fantasmas indeseados. Se echo a llorar con la fuerza del torrente.

El gesto de rabia lo hundió entre los pliegues de la almohada. Mordiendo las arrugas de la tela como venas en yugular. No mitigo su desesperación pero si quebró por un instante las razones de su tristeza.

El desplante de su conducta fue el ocaso de su futuro laboral en la empresa. Ella, chica sencilla, de buen tipo aunque algo flacucha pero con dos buenos pechos que cercioraban la plenitud de su sexualidad.

Por una extraña razón, su jefe se encaprichó de ella. Con la capacidad de un tigre de Bengala engarzado al poder de su empresa y a la imposibilidad de que una movilidad funcional o geográfica debid…

"El día que J.C nos reencontró con Elvis"

Crónica del concierto celebrado en La Barca Club, el pasado 14 de septiembre de 2014


"Cuando éramos sueños eterno

E insomnio de los días precipitados

Cuando la vida era la noche del verbo

Y el dictado la aventura de los pasos"
Fco. Javier Fresneda (JaviJerryLee®2014)

Precisamente el año del cincuenta aniversario del estreno de la película  Viva Las Vegas. El sábado en Madrid el Club Elvis organizó la proyección del film en una pequeña sala alternativa de la capital. Evento al que no pude acudir. Pero si me permití volver a visionar la cinta en la intimidad del hogar. "Viva Las Vegas"  en España fue conocida como Cita en Las Vegas. Química pura y explosión cómplice entre Elvis Presley y la sensual actriz sueca Ann-Margret. Vibrando con la calidad de la banda sonora, destacando la canción homónima, así como una versión de una canción del maestro ciego por excelencia del rock and roll, Ray Charles y su celebérrimo What'd I Say. Pero con lo que disfruté al máximo fue con…

"Abdicación y descanso mental"

Abdicación y descanso mental
Artículo publicado el 23 de junio de 2014 para la columna del periódico digital la Opinión de Trujillo. 

Casual destino voraz. Irrisorio también. Se sintió, tal vez, importante por coincidir en las circunstancias sociales que habían enfatizado en ese momento con su situación. Firmó el Rey su abdicación el mismo día que España perdió su corona en el seno del campeonato del deporte rey. El abdicó económicamente y su real hipoteca pudo con sus circunstancias. Miro con fruición los detalles de la cuenta bancaria. Rastreo de nuevo sin atisbo de solución favorable. Los ingresos pendientes no habían sido transferidos. Dos años largos con la buena voluntad como bandera. Pero, sin saber que la voluntad del poderoso es reírse a carcajada tramposa del amable ciudadano que pone a recaudo de una solución para muchos de los designios de una parte de un pueblo. No daba crédito a la intencionalidad aprehendida de las frases hechas. Del aturdimiento general, del consejo de una …

"Condenado asalariado"

Hace mucho que no os dejaba un poema. Aquí un inicio. Acerca de precariedad y desilusión. Que me da que los tiempos repiten historia que pensé perdida y olvidada.  Os dejo un boceto 
"Condenado asalariado"
Porque no había límites en el horizonte Ni lágrimas bordadas entre las nubes Ya que su dulce algodón era consorte De olvido y vuelo mayor sin motor
Porque las princesas eran por interés  Y la balada triste de trompeta espejismo De épocas que no vendrán por la fe Del traje y el billete regalado del cinismo 
Lodos ocultados trajeron indignación  Sin postre para cenar y canción de cuna  Tan sólo para calmar el verbo inanición  Encastrada en quimeras de luna
Salario de a poco en sacos rotos  Reproche de casta al trato justo  Del convenio desfasado y sólo  Gratitud por la gracia del cero sin uno. 
El condenado asalariado es virtud  Del cuerpo y la mano que no razona  Es el moco sin pañuelo, alud Del desafío que pace bajo lona. 

"Septiembre y el dragón de Komodo"

"Septiembre y el dragón de Komodo"
El verano se agolpaba en las fechas del calendario de sobremesa que tenía en su despacho. Septiembre de tacón de aguja salía al reencuentro del verbo cotidiano y la frustración diaria era vestido corriente en los rostros del metro.  Septiembre cercioraba la real forma del estado vital en los uniformes y en los planes de estudio condensados en libros de texto de euros disparados. Kilos de páginas para quemar un año. Los adolescentes u niños quedan desorientados al cruzar el puente que lleva de agosto al comienzo escolar. 
Las cuentas eran sentidas expresiones de anhelos sin recompensa. La libertad era bocado anhelado en boca de infant terrible y sus sueños de seductor. Hay quien sigue vomitando la esperanza compulsiva del juego para conseguir la gran evasión. Pero el derroche de sus pesos es condena de letrina y su inmóvil estado de necesidad. 
Este año, Septiembre, caía con la desmesura del calor ignorado en la estival campaña.  Plomizo co…

"Si hubiera conciliado"

Artículo publicado en el diario la Opinión de Trujillo el 14 de junio de 2014Notó la repulsión en la bocana de su estómago. El teléfono era un constante suplicio y su vida una pérdida importante. Creyó en las metas del horizonte societario y como un vendaval fue absorbido por las cadenas de la necesidad innecesaria. Olvidando lo sencillo y esencial, vivió los años primerizos con la ilusión de lo nuevo. Creyó que serían los primeros y nada más. Hasta asentarse en una irreal comodidad. Llegó el efecto 2000 y con él, los atentados de las 'torres gemelas'. Hasta el terror de las bombas del 2011. Quebró amistades y género horas en el vacío de la labor. Vibraron los euros y la conversión del capital. Surgió la engañifa con el boom inmobiliario y de repente el miedo al abismo se instaló. La crisis estalló y la incertidumbre se adueñó de los futuros quebradizos. Fueron años de recorrido horario y talante estresado. Apenas degustó los motivos. Sus padres murieron y los pañuelos blancos …