Ir al contenido principal

Entradas

Mostrando entradas de septiembre, 2015

"Personajes de principios"

"Personajes de principios" En estos días han estado de aniversario vital dos fenómenos en sus distintas artes. Como el mito vence a la realidad y la arruga se hace joven y la victoria de su rebeldía patente en su recuerdo.
La grandilocuencia hecha carne y alma de pecado en territorio onírico. Anita Ekberg, de sueco perfil encalado en los versos del cine magnánimo y boyante de la una Italia liberada. Carnal tormento de los hombres de la tierra calzada en su personaje de Sylvia. Película emblemática de aquellos años, reflejo La dolce vita de Federico Fellini de una Roma plegada a los deseos y al placer. Germen de los paparazzis y semilla de prensa rosa. Amparada en el suelo de cualquier princesa de rompe y rasga fue Miss Suecia en 1951 y compitió en el concurso de Miss Universo. Aunque no lo ganó, quedó finalista, lo que certifica la competencia excelsa de la belleza en aquellos años. Esto le sirvió de trampolín con un contrato de starlette con la productora Universal Pi…

Fiebre de Enero

Fiebre de Enero Artículo publicado en el periódico digital La Opinión de Trujillo. La fiebre es la causa que me encausa, por eso el tiempo es una cuestión que se diluye. He empezado el año con las ganas justas. No es un buen año para quebrar razones e impartir justicia. La asimilación de los acontecimientos corre difusa, mientras la religión es bandera de violencia no consentida. Fustigando la libertad de prensa y amedrentando las conciencias. Entre el poder y los fanatismos, pretenden la callada por respuesta y la crucifixión de los malditos o conversos. El miedo es el único argumento que sopesan sus inquisidores desfasados. Febril mirada que no asimila cápsulas de humor contra la depresiva realidad. No sé si será la cuesta de enero, o el transitar de los años o el vértigo en el perfil de una vida, lo que me hace renegar. Es la experiencia y la costumbre diaria como enseñanza de los hábitos perjudiciales, que hacen perjuicio en el caminar. No pretendo con ello ser 'el abuel…

Que el fin de año no sea el fin del mundo.

Que el fin de año no sea el fin del mundoArtículo publicado el 2 de enero de 2015 en el periódico digital La Opinión de Trujillo. 

Las noches de insomnio son interrogatorios diarios en blanco. Mientras Charles Dickens se revuelve en su pabellón del mas allá. El carácter de los cuentos navideños pergeñados contra el trabajo infantil, en un principio, están más obsoletos que nunca, ya que los valores que pretendieron inculcar, se diluyen entre el arrebato del moderno estado. 

Nuestra democracia asimila en muchos aspectos el carácter humano como evolución histórica y social de caracteres. Por eso, el libro de Dickens sirve como viaje ilusorio y real, valga la contradicción. Y es que los tiempos ya no están hechos para la lírica. Veamos, pues, nuestro sistema constitucional, asimilado al crecimiento de un hombre. Comienzo por una etapa de aprendizaje, de curiosidad como un bebe y niño, aglutinando todos los conceptos. En su desarrollo personal, seguirá asimilando y perfeccionando el crecimi…

"Con la ayuda"

"Con la ayuda"

Como ya decían los Siniestro Total allá por los noventa: "Esta vida es una mierda". Aunque por aquel entonces, la adolescencia no le dejaba ver el interior del bosque. Siempre había algún talismán al que echar mano para sobrevivir con la mágica presencia de la fe sobre el tiempo justo. Crecieron las crecidas y fumigado fue perdiendo ilusiones por el camino. Todos podemos llegar a lo más alto, pero la caída puede ser fatal. Los fantasmas revolvían sus sabanas para asustarle cada cierto tiempo. De un modo cíclico sus miedos le poseían y su pesimismo lloraba rendición. Como una válvula de escape un tanto extravagante una lagrima era motivo de cascada de tristeza. Ahogado en incomprensión y vilipendiada su esperanza los abismos cotidianos eran mediadores del miedo. Sin juego que alterar ni cartas que marcar, la señora suerte le mancilló y trunco la molicie de su vida. 
Sin llamar la atención, desafío su destino aunque a veces sus fuerzas flaqueaban y un …

Septiembre llego.

La Misantropía era porte necesaria sobre mi físico y psique deportada de la confianza del prójimo. Aunque no pensaba que el ser cínico tuviera cabida en la nueva etapa que amenazaba comenzar. Sin embargo, aunque considerándome encantador, el temor es un fluido constante que rellena mis pensamientos.  Un pesimista con sentido del humor, aunque a veces incomprendido. Poco amigo ya de mercenarios, sociópatas y canallas de cualquier calaña, plantados en interés de una necesidad. Acoplados a la presencia por motivo de un desvelo al cual sacar tajada. Arrojado al talento desbocado de una balada de otoño. El pulso del verano va venciendo los días y las noches comen terreno. Horas ganadas al día mientras que el calendario arranca las hojas del pasado. Su verbo es consigna de impaciencia y el pecado sigue celando las almas que vela. Ritmo de cadenas van cercenando el mes. Cercando el grito poderoso del aullido y el descrédito es razón del corazón vilipendiado. La cabeza es un campo de grillos …